Una manera de tener los ojos azules

Revisando mis archivos de noticias encontré una que volvió a inquietarme. Pues poner en riesgo mi vida por una moda me parece una locura. Se trata de tatuarse un ojo de color azul. En las siguientes imágenes tomadas de (La última moda en tatuajes: Se tatúa un ojo de color azul ) podéis ver a Shannon Larratt, que decidió tatuarse el ojo con tinta azul.

¿Por qué el desespero de las personas en cambiar lo que se le dio de gracia? Quizás la gente se sienta con derecho de hacer con su vida lo que bien le parece, ¿Pero realmente somos dueños de nuestra propia vida? Pensemos en que nacimos sin escoger nada, ni lugar, raza, ni rasgos físicos, todo fue un diseño. Algunas veces  quise tener fisionomías diferentes a las que ahora tengo, pero me he dado cuenta que ellas son un sello vital en mi vida. Mi color de pelo no es común; cuenta mi madre que estuve en riesgo de ser  cambiado en el hospital materno cuando nací, pues por despiste de una enfermera fui a dar a los brazos de otra progenitora. Mi madre me reconoció  por el color de mi cabello. Hoy le doy gracias a Dios que mi pelo fue clave para que viviera con mi verdadera madre.

No es estar en desacuerdo de cambiar el color del cabello o algunos ajustes que en algunos son  necesarios. Se trata de no ser rebeldes e inconformes con nosotros mismos, hasta el punto de poner en riesgo la vida. Una actitud de bendición es estar agradecido con Dios por tus características, aceptarte tal como eres, eso añade la gracia del Eterno.

Shannon Larratt ahora tiene problemas con su ojo, su afán de ojos azules le provocó una atrofia del musculo ocular. Todas nuestras decisiones tienen consecuencias y un costo. Hoy hemos perdido el hábito de discernir las consecuencias de nuestros actos.

Que nuestra rebeldía sea con nuestro espíritu, cambiar radicalmente lo que nos impide caminar en la vida, quitar toda raíz de amargura, falta de perdón, y otras, que transformándolas nos hacen embellecer también nuestro exterior. La Biblia nos exhorta a que sea guardado irreprensible todo nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo. (I tesalonicenses 5:23)

Note lo que dice el Salmo 139:16: Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: Todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos. Dios estaba diseñando toda nuestra vida antes de nacer y añadió todo lo necesario para vivir en este mundo ¿Por qué arriesgar y tratar de modificar el sello de Dios en nuestras vidas? … Eres especial por lo que eres, no por lo que intentas o tratas de hacer. Nada puede agradar más a Dios que actuar conforme a nuestro propósito en la vida.

Eres un ser único y especial, no trates de añadir, lo que ya Dios ha incluido de una manera perfecta.

                                                                                      Por Alexei Rico Dan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*