Una joven descubrió que es un gato ¿Dónde está el sentido común?

He notado últimamente que se está usando mucho la frase; sentido común. Y no es que la gente está apelando a ella, el auge de la frase se debe a su ausencia, pues en la actualidad el sentido común ya no es tan común. Creo que es de las habilidades que Dios le ha dado al hombre para su preservación.  El sentido común, es como una gracia común que Dios le ha dado a toda persona. El sentido común se define como: La facultad esencial de la persona: «una facultad que posee la generalidad de las personas, para juzgar razonablemente las cosas». He encontrado muchos test en Internet para ver cómo está nuestro sentido común. La sorpresa es que el 90% de los adultos fallan y los niños demuestran más sentido común. De los niños Jesús dijo: Si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de Dios (Mateo 18:3)

Es sentido común amar, ser justos , bondadosos, amar al prójimo y demás cosas que alguien diría que es la ley de Dios,  y sí, eso es exactamente lo que Dios hizo cuando  dio su Ley . Simplemente le estaba enseñando al hombre lo elemental y le manda a  ejercitarlo y procurar las actitudes básicas de la vida. También es sentido común  aceptarnos como somos, y buscar nuestro propósito en la vida. Dios en su misericordia y gracia le ha dado a cada hombre lo necesario para que se desarrolle en la vida. Le dio a cada uno un cuerpo, una raza, un sexo, una familia, características especiales, no para rechazarlas, sino para darnos un mapa de nuestro diseño. Pero hoy queremos redefinir  lo esencial, nos hemos rebelado a todo, hasta lo básico para nuestra subsistencia, a tal punto que renunciamos al sentido común. La idea de que somos lo que pensamos y que lo que define todo es el contexto cultural y social puede ser lógico, pero solo dentro de nuestros propios razonamientos. La verdadera afectación del contexto social y cultural es cuando aporta  a la identidad que ya tenemos y no la destruye. No podemos ser ladrones o asesinos por el simple hecho que sea normal en la cultura, o porque yo entiendo que sea bueno. La historia está llena de luchas sociales, hombres que se rebelaron contra la cultura y la sociedad por ser injustas y socavar  la integridad humana. Creo que hay factores externos que deben influir, pero eso tiene límites cuando afectan nuestra verdadera identidad.

Leía una noticia de una chica que se comporta como un gato, se llama Nano y es de Noruega. Según la noticia, a los 16 años descubrió que “era un gato”, que ya no se sentía mujer, y asegura que ha “nacido en la especie equivocada”. ¿Hasta qué punto podemos seguir nuestros sentimientos? La Biblia nos dice que nuestro propio corazón es engañoso, y que debemos probarlos constantemente. Hoy los sentimientos son afectados por el bombardeo de información. Lo que es normal en los medios de comunicación, no tiene que ser normal en nuestra vida. Hemos perdido el hábito de discernir. Hemos perdido la habilidad de escoger lo que es mejor para nuestra vida y lo que nos hace daño. Las personas buscan la libertad, pero; la verdadera libertad no es hacer lo que uno quiera, sino decir No, a lo que no te conviene.

Nano , la mujer que se siente gato

La calidad de tus pensamientos determina la calidad de tu vida. A.R.Bernard

Alguien dijo que estaba cansado de ver un mundo que se niega al sentido común. Por favor, no te canses, mantén tu sentido común, ese que nos hace edificar sobre el fundamento de la identidad que ya tenemos, la que Dios no dio.

¡Es solo sentido común!

Por ARD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*