UN FIN DE SEMANA EXTRAÑO EN LAS NOTICIAS

UN FIN DE SEMANA EXTRAÑO EN LAS NOTICIAS…  Por Jim Denison

‘Canción de Navidad que nunca pensé escuchar

Astronautas en la Estación Espacial Internacional en los titulares de noticias después de hacer una pizza en el espacio. Atrás en la tierra, la supercúpula Pontiac sobrevivió a implosión debido a un error de instalación eléctrica. La primera y única Super luna llena de 2017 fue anoche. Y los entusiastas del fútbol universitario todavía están debatiendo la decisión de incluir a Alabama en lugar del Estado de Ohio en el torneo de este año. 

Entretanto, pensé en un evento durante el fin de semana que no atrajo ninguna  cobertura noticiosa. Mi esposa y yo estuvimos mirando uno de los especiales de Navidad en televisión cuando un grupo musical presentó una versión del “Imagina” de John Lennon en las ahora famosas letras de su canción: 

Imagine no hay ningún cielo / es fácil si usted intenta / Ningún infierno debajo de nosotros / Sobre nosotros sólo cielo / Imagine a todas las personas que vivan para hoy. 

Nunca imaginé que oiría “Imagina” realizado como una canción de Navidad. Pero eso solo expresa cuan seculares las fiestas de navidad se han vuelto. 

Según las entrevistas de Gallup, un 95 por ciento de americanos celebran Navidad, pero sólo 51 por ciento describen la fiesta como “fuertemente religiosa” para ellos. Uno en cuatro adultos americanos dicen que el 25 de diciembre simplemente es una fiesta cultural, no un día santo religioso. Sólo el 49 por ciento de aquéllos que celebran Navidad creen que el nacimiento virginal es históricamente exacto. 

¿Cómo responder a la creciente secularidad de esta estación?

Usando un barco pagano para testificar al César.   

Hechos 28 cuenta la famosa historia del viaje de Pablo a Roma. Al leer el relato ayer noté esta ironía: el apóstol fue llevado a Roma en “una nave alejandrina que había invernado en la isla, la cual tenía por enseña a Cástor y Pólux. ” (v. 11). Estos “dioses gemelos”, los hijos gemelos de Zeus. Se creía que eran las deidades que protegían a los marineros del mar. 

Tal idolatría era anatema a las personas judías. Saúl el Fariseo se habría negado a navegar en un barco probablemente dedicado a los dioses paganos. Pero el apóstol Pablo conoció que él tenía un propósito más alto. Dios lo había llamado a ser: ” porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; ” (Hechos 9:15). Antes de su naufragio en Malta, Dios le dijo, ” es necesario que comparezcas ante César… ” (Hechos 27:24). 

Ahora el Señor había provisto el camino para Pablo cumplir su llamado. Y el apóstol estaba deseoso de usar las cosas del mundo para lograr las cosas de Dios. 

Éste era el modelo de Pablo a lo largo de su ministerio. En Atenas, él usó el altar pagano a “el dios” desconocido (Hechos 17:23) para presentar el verdadero Dios. Después que fue rechazado en la sinagoga en Éfeso, ” se apartó Pablo de ellos y separó a los discípulos, discutiendo cada día en la escuela de uno llamado Tiranno. ” (Hechos 19:9). 

En vez de limitar su ministerio a la “sagrada” sinagoga,  Pablo usó la estrategia “secular” y alcanzó a muchas más personas. Como resultado, “todos los residentes de Asia oyeron la palabra del Señor, judíos y griegos” (v. 10). 

Las personas perdidas no saben que están perdidas. 

¿Cómo Pablo trataría la secularización de la Navidad en nuestros días? Creo que él ofrecería este recordatorio: la mayoría de las personas perdidas no saben que están perdidas. Ellos pueden ser tan religiosos como los romanos que dedicaron su nave a los dioses falsos o no ser religiosos en absoluto. 

De cualquier modo, ellos se engañan: “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. ” (1 Corintios 2:14). 

Aquí aprendemos que la mayoría de las personas seculares que ignoran a Jesús en la Navidad no le conocen. No intentan insultar a nuestro Señor o sus seguidores. Ellos celebran las tradiciones seculares de la estación sin el conocimiento real de su importancia espiritual. 

Lo sé porque yo era uno de ellos. 

Creciendo, mi familia nunca asistió a los servicios religiosos en Navidad o cualquier otra estación del año. Nosotros nunca tuvimos el pensamiento del momento del nacimiento de Jesús en Navidad. 

Pero eso no significó que pensáramos insultar a aquéllos que lo hicieron. Yo no era antagónico al evangelio-yo no le conocía a él. Sólo oí hablar la verdad de Jesús después de que dos hombres tocaran en mi puerta cuando tenía quince años y me invitaran a montar su autobús y visitar su iglesia. Antes de esa invitación, estaba perdido pero no le conocía. 

Si los cristianos hubieran respondido a mis seculares observancias de la Navidad tratándome como su enemigo, ellos me habrían empujado más allá de Jesús en lugar de atraerme más cerca de él. En cambio, los miembros de esa iglesia me extendieron la mano con compasión amorosa. Ellos entendieron mi falta de conocimiento espiritual y me enseñaron lo que necesité saber.

Siempre agradeceré lo que hicieron. 

¿Cómo podemos alcanzar a las personas que están dónde yo estaba? Una manera es usar las fiestas seculares para enseñar la verdad espiritual. 

Por ejemplo, Martin Lutero fue el primero en agregar las luces a los árboles de Navidad; él lo hizo para apuntar a Jesús como la luz del mundo” (Juan 8:12). Se escogieron coronas del Acebo con sus hojas afiladas, lo puntiagudo representa  la corona de espinas que Jesús llevó en la cruz; sus bayas rojas pequeñas simbolizan sus gotas de sangre. Las coronas de hoja perenne significan la vida eterna igualmente en él. 

Casi cada tradición de Navidad puede usarse para compartir la verdad eterna. Si nuestro Señor pudo  usar una nave dedicada a dioses paganos para traer el evangelio a Roma, él puede usar esta estación secular para traer a Cristo a nuestra cultura. 

Ésta es la promesa, y la invitación, de Dios. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*