“Lo siento mucho por los pasajeros y sus familias, pero estoy muy contento de que estoy ileso”

Si eres de los que se enfurecen cuando un plan personal se cancela en tu vida, te invito a que conozcas la historia de un ciclista profesional holandés (Maarten de Jonge) que canceló dos de sus vuelos en sus últimos momentos, los dos vuelos resultaron en trágicos accidentes, uno desapareció sobre el Índico y el otro se accidentó sobre Ucrania y mató a casi 300 pasajeros a bordo. En una entrevista con RTV Oost Maarten dijo: “Lo siento mucho por los pasajeros y sus familias, pero estoy muy contento de que estoy ileso”. Noticia independent.co.uk

No todo lo que se cancela en tu vida es para mal. Tenemos la tendencia de que la bendición es solo cuando las puertas se abren, pero ignoramos las grandes bendiciones de las que se cierran. Hoy escuchamos canciones, coros cristianos y proclamaciones que dicen: ¡Abre las ventanas! , ¡Señor derriba los cerrojos! ¿No será que la voluntad de Dios muchas veces es justamente poner pestillos pesados para ya no ser tan obstinados en lo que queremos y enfocarnos en su voluntad perfecta y agradable ?

La próxima vez que algún plan se cancele en tu vida, busca otras puertas y sigue adelante. Reconoce a Dios en todos tus caminos y él enderezará tus veredas. (Proverbio 3:6)

Por ARD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*