Lo que puede decir un rollo de papel higiénico de mí

Lo que puede decir un rollo de papel higiénico de mí

La noticia de hoy tiene que ver con los rollos de papel higiénico. Aunque su uso es muy común, también tiene sus noticias. En un artículo en Cubadebate se hace mención del déficit del papel sanitario en la Habana. La cuestión es, que la única empresa que fabrica los rollos no da abasto para la demanda y ahora está en fase de poner en marcha una tecnología moderna, pero aún están produciendo con las máquinas antiguas. Así que hay que esperar con paciencia por la nueva tecnología. Esto para el cubano no es un gran problema, pues han sabido buscar soluciones increíbles antes las adversidades..( Noticia en Cubadebate :  Sobre “el papel”, el rollo de los rollos)

Lo otra tiene que ver con  un estudio realizado por una psicoterapeuta. El artículo fue publicado en The Guardian, y dice; que la forma en que se coloca el papel higiénico, puede decir mucho sobre nuestra personalidad. Según la  doctora Gilda Carle : “ Los humanos nos podemos dividir en dos grupos: Los que dejan el papel higiénico colgando por la parte más cercana a la pared y los que lo cuelgan de manera que se desenrolle por la parte delantera”. Los que dejan  el papel higiénico colgando cerca de la pared son dóciles y pasivos. Al contrario de los que cuelgan el papel por la parte delantera, que pueden ser de personalidad dominante, fuerte y con aplomo.

¿En qué grupo está usted? Quizás usted ni siquiera se ha fijado como pone su papel higiénico, pero  por ese “rollo “no se preocupe. Preocúpese cuando lo que hacemos no coincide con lo que decimos ser.

Lo cierto es que muchas de nuestras acciones o conductas diarias nos dicen mucho de lo que somos o lo que estamos sintiendo. Si usted se considera un seguidor de Cristo, nuestra conducta, por muy  sencilla que sean, debe reflejar el carácter de Cristo. Nuestros sentimientos y acciones no deben estar alejados de Aquel que habita en nosotros.

Es cierto que tenemos personalidades diferentes. Algunos Coléricos, melancólicos, sanguíneos o quizás flemáticos, pero aun así debemos someter nuestra personalidad y sentimientos a Dios. Recuerdo que de joven era muy tímido, eso me hacía tener ciertos patrones. Para mí era muy difícil hacer amistades. Mi personalidad dio un giro cuando tuve un encuentro con Dios y fui redimido por medio de Cristo. Aunque todavía hay rasgos de timidez en mí, descubrí que la verdadera personalidad es manifestada cuando experimentas un encuentro con el Creador. Conozco algunas personas que se han conformado diciendo; “Que voy a hacer, así nací”. Este mundo ha moldeado a mucha gente a una personalidad ajena, y se han conformado a ella. Dios, quien nos formó desde el vientre de nuestra madre, nos ha diseñado, y nos ha dado las características necesarias y elementales para nuestro andar en la vida.

No haga de su vida un “rollo”, deje que Dios enderece sus pasos. Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará. (Salmos 37:5).

Refleja hoy, no lo que has adquirido, sino lo que Dios ha diseñado en tu vida.                                                      

El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo (1 Juan 2:6).

                                                         Por Alexei Rico Dan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*