¿ En qué nos parecemos a los perros del puente de Overtoun Bridge ?

¿ En qué nos parecemos a los perros del puente de Overtoun Bridge ?

El mundo está lleno de leyendas y de mitos. También de cosas inexplicables. El hombre trata de dar explicaciones, pero la realidad puede ser otra. Tal es el caso del Conflictivo “Puente de la muerte” en Escocia. Según cuentan; muchos perros sienten un deseo irresistible de lanzarse al vacío, terminando estampados contra las rocas o el mismo río, quedando malheridos o muriendo al instante.

Muchas son las teorías, y de teorías está lleno el mundo. Algunos apelan a la mitología celta y aseguran que el lugar posee extrañas fuerzas y un gran magnetismo, pues constituye una especie de “sitio intermedio entre el cielo y la tierra”. En 1994 Kevin Moy lanzó a su bebé desde el extraño sitio pues decía que era el anticristo, y después intentó suicidarse.

Los científicos se han dado también a la tarea de analizar el caso, pues ya son muchos los perros que terminan en el precipicio, y el lugar ha llegado a ser como el “infierno canino”. Algunos científicos piensan que la explicación está en la audición aguda e hipersensible de los perros y la posible existencia en esa área de algún tipo de anomalía acústica, ya sea dentro del propio puente o relacionada con las torres telefónicas cercanas.

¿Qué pasa en el puente Overtoun Bridge? Hay muchas cosas que la ciencia no ha podido dar explicaciones. Quizás este misterio tenga muchas respuestas aún no encontradas. ¿Quién sabe si la predisposición humana, y el miedo sea uno de los factores que influye en los perros, ya que son muy sensibles?

En Turquía también hay un lugar que da miedo, sobre todo a los animales, le dicen; “la puerta del infierno”. Se trata de una cueva ubicada en Turquía que ha sido redescubierta por investigadores de la Universidad de Salento (Italia). El lugar pertenecía a la antigua Frigia y se usaba para realizar sacrificios de animales por parte de sacerdotes. En el lugar, los animales, y especialmente los perros pierden la vida con solo acercarse. Parece que los perros son los más vulnerables y víctimas de todos estos misterios. A diferencia con el puente de Overtoun Bridge, en este lugar si lograron descifrar el misterio: La causa es una actividad sísmica subterránea, a través de la cual se expulsa gran cantidad de dióxido de carbono volcánico a la superficie que mata a los animales.

Mientras que los científicos le dan una explicación al puente de Overtoun Bridge, nosotros aprenderemos algún principio para nuestra vida, esto será una manera de “expiar” lo tenebroso del lugar y sacar beneficio. En el Puente de Overtoun Bridge hay otra curiosidad, y es que algunos perros que salen ilesos de la caída y vuelven al puente, se lanzan nuevamente como si fuera un juego del trampolín. Esto parece una locura, pero cuantas veces nosotros caemos nuevamente en los errores y pecados que nos provocan consecuencias desastrosas, y acaban con lo que más queremos, y aquello que Dios nos ha confiado. Quizás en esa actitud nos parecemos un poco a esos caninos. Una canción de la década de los 70 decía; “Tropecé de nuevo y con la misma piedra”. Los errores y tropiezos son para aprender de ellos, no para repetirlos, pues esa repetición puede ser fatal y peligrosa.

Debemos ser maduros y valientes para aprender de nuestros errores. Pidamos a Dios que nos levante de cada caída, pero también que nos dé también la fuerza y el valor para no volver a caer, pues nos volveremos insensibles a los golpes y a las heridas de la vida.

Quizás hoy estés restableciéndote de una caída. No marches de nuevo al “puente de la muerte”. Evita los lugares, la gente que te hicieron errar, agárrate y busca refugio en Dios, huye de la tentación como José, el joven del Libro de Génesis; que huyó antes que pecar contra su Dios.

Seguramente otros perros se lanzarán por el abismo en el puente de la muerte, pero tú tienes un Guiador que te puede librar de una nueva caída. Es hora de levantarse, si salimos “ilesos” de una caída, es una oportunidad que nos está dando el Creador para seguir con nuestro propósito en la vida.

Frente a peligros y tentaciones, pensemos en las consecuencias, miremos al Creador y sigamos al premio de Dios en Cristo.

…Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. (Judas 1:24-25)

  Por Alexei Rico Dan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*