Cuidado con las espinas. Es mejor un cuchillo en tu garganta

¿Te ha pasado alguna vez? Es una experiencia negativa. El pescado debemos comerlo con cuidado, pero aun así muchas veces alguna espina puede adherirse a la garganta. Y lo que era una experiencia agradable saboreando un buen pescado se convierte en una escena de agonía, y si no actuamos rápido puede ser muy peligroso.

He aquí algunos consejos cuando esto nos ocurra:

1-Si comes una pequeña porción de plátano puedes eliminar el problema, debido a que es suave y ayudará a empujar la espina por el esófago sin causarte daño, llegando al estómago dónde los jugos gástricos la disolverán.

2-(Aceite comestible) Debido a tener una consistencia más pesada que el agua, lubricará las paredes de la garganta, provocando que sus movimientos naturales empujen despacio la espina sin que esta se adhiera nuevamente a la garganta.

3 – Miga de Pan, Arroz o puré de papas. Estos tres alimentos son suaves generando así que la espina se arrastre y la saque de estar clavada El médico cuenta con el material necesario para remover cualquier obstrucción en la garganta.

Son raros los casos en que hay que acudir a una pequeña intervención, pero si es así, será rápida y sin hospitalización, y no se hacen cortes en la garganta. Si optas por el arroz y la papas, hay que comerlas bien cocidas y bañadas con leche, agua o aceite, para que sean bien suaves, en todo caso será siempre más rápido optar por la miga de pan.

4 – Toser. Es un acto reflejo que saldrá natural en una situación de estas características. Hazlo de manera suave y continua, hasta comenzara notar una mejoría. Si no mejora, deja de toser. (Tengo experiencias con este método, y después de unos cuantos intentos salió sin problema)

El método más efectivo es ir al médico, sobre todo cuando tengamos problemas para respirar. (Fuente: enteratedealgo.net)

Si una espina en la garganta nos puede hacer mal, un cuchillo en la garganta nos puede hacer bien en la vida ¿Cómo?

En la Biblia hay un libro que se considera el más práctico de las Escrituras. Es el libro de Proverbios  Contiene normas que nos ayudan a vivir de una manera excelente para Dios, en la sociedad  y con nosotros mismos. Sus consejos nos pueden sacar de apuros y librarnos de muchos líos.

En Proverbios 28:2 nos dice…Y Pon cuchillo a tu garganta si tienes gran apetito. El texto se refiere a cuando somos invitados a comer, debemos de mostrar cordura y no codiciar. Debemos de mostrar sensatez aun cuando tengamos una necesidad. En el contexto también se nos deja ver que tenemos que tener cuidado con quién nos sentamos a comer, pues en el verso 23:6 nos dice: No comas pan con el avaro, ni codicies sus manjares…y la razón es que su corazón no está contigo.

Una de las cualidades elementales del ser humano es el dominio propio, y esto también es un fruto de Espíritu Santo.

Así que cuidado con el pescado, pero también con la codicia y el deseo de tener más de lo que podamos, puede ser una espina muy peligrosa. Dios conoce tu necesidad y dará justo a su tiempo.

Por ARD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*