¿Cómo sería el mundo si tuviéramos la determinación de una aguerrida vaca polaca?

Una vaca salvó su vida de una manera espectacular de un matarife polaco. La vaca se dio a la fuga, derribó un cerco metálico y cruzó los campos locales hasta la orilla de un lago. Al notar que estaba siendo perseguida, zambulló como diestra buceadora hasta una isla deshabitada. (Noticia de Daily Mail, citando a medios locales, según RT )

La voluntad de vivir de este animal ha llamado la atención, tanto que un político destacó la actitud del animal como «invaluable» y abogó por asegurarle «un retiro a largo plazo y una muerte natural». También Pawel Kukiz, un político y excantante local, expresó que «si todos los ciudadanos tuvieran tanta determinación como esta vaca, entonces Polonia sería un país mucho más próspero».

La vaca es ahora un símbolo de lucha por la supervivencia y el derecho a la vida. Todos tenemos ese derecho, aún los animales por instinto tratan de subsistir en este mundo. De la misma manera que esta vaca ha luchado por su vida en esta tierra, debemos luchar por la nuestra, y sobre todo por nuestra vida espiritual. Aunque solo veamos nuestro cuerpo y el de los demás, también tenemos alma y espíritu. Nuestra tendencia es descuidar lo espiritual y nos damos cuenta de cuán débiles somos y moribundos cuando estamos en el “matadero de la vida”.  Justo en ese momento tratamos de luchar, pero nuestro espíritu no responde.

Cuando descuidamos nuestra vida espiritual somos vulnerables a las tormentas de la vida.

Es bueno luchar por nuestra vida física, pero al final la muerte la destruirá. No podemos vencer a ese aguijón. Un Emperador Chino trató de burlar la muerte durmiendo en una habitación distinta cada noche y al final quedó atrapado en el lecho de polvo. La Biblia dice que la muerte fue vencida por la obra de Cristo, pero debemos tomar la decisión de renovar en Cristo nuestra vida (1 Corintios 15:55).

Debemos anhelar la supervivencia de nuestro espíritu en este mundo, refugiarnos en Dios y aprovechar los tiempos finales que nos ha tocado vivir. La mejor manera de subsistir a este mundo y salir victoriosos es priorizando nuestra vida espiritual. La Escrituras dicen: Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas las cosas serán añadidas (Mateo 6:33) ¿Acaso “todas” también incluye protección de Dios?… Claro que sí; Buscad a Dios primero, es la meta que nos da la victoria en la vida.

¿Cuánto hemos luchado hoy por sobrevivir, en un mundo que se torna más intransitable? ¿Cuál es nuestra prioridad hoy? ¿Qué tiempo le hemos dedicado a la oración? ¿De qué nos hemos negado hoy, para que Dios sea exaltado? Priorizar la vida espiritual nos hará los más fieles “gladiadores de la vida”. Al final Dios tiene nuestros tiempos y nuestras vidas en sus manos.

Escape por su vida hoy, cuide su cuerpo, pero más su alma y espíritu. El cuerpo se desgasta pero nuestro espíritu se renueva cada día.

El mundo puede cambiar si la gente tuvieran tanta determinación como esta vaca, pero más cambiaría, y con efectos eternos si estamos dispuestos a tomar nuestra cruz y seguir a Jesús cada día. (Marcos 8:34)

…Y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo ( 1Tesalonicenses 5:23)

         

 

 

 

 

   Por Alexei Rico Dan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*