¿Cómo ser más productivo?

Un estudio realizado recientemente por una empresa estadounidense a sus empleados, arrojó que entre las once de la mañana y la una de la tarde, una persona es capaz de acabar el 9,7 por ciento del trabajo que se propone concluir. Este índice parece bajo, pero, durante el resto del día la productividad no hace más que empeorar. ¿Será que nos esforzamos más a partir de las once de la mañana para justificar nuestro almuerzo?

Pero hay más en la encuesta; El lunes es el mejor día para terminar tus metas. Yo pensaba que este era un día complicado, pues romper nuevamente el hielo después del fin de semana, puede ser difícil para algunos. Así, que debemos aprovechar el lunes, pues todo irá menguando en los siguientes días de la semana. En cuanto al mes; es mejor octubre, y el peor para lograr las metas es enero, la explicación; es que enero es más propicio a planificación que ha consumación de las cosas, y octubre; hay que apurarse que se está acabando el año.

En conclusión; Somos más productivos a las once de la mañana, un lunes de octubre, justo antes de los festejos de año nuevo.

Quizás usted sea la excepción de las reglas. Pero si de ser productivos se trata, aquí les dejo algunos principios bíblicos:

Aproveche el tiempo porque los días son malos. En Dios todo tiempo es productivo, Habrá momento en que Dios nos usará, justo cuando pensamos que toda nuestra fuerza ha terminado. Él quiere que confíes en su poder. Todo tiempo es bueno delante de Dios, esté preparado en cada minuto, Dios quiere usarle.

Dedicarle tiempo a la oración con Dios, es ganar tiempo con los hombres.

Todo el tiempo que invierta para Dios y su reino, es tiempo bendecido en las otras áreas de su vida. (Mateo 6:33)

Tomar decisiones y planificar, teniendo en cuenta la voluntad de Dios, asegura el éxito de lo que emprenda.

Haga prioridades: Dios –Familia-Trabajo, es una fórmula hoy no considerada por muchos, pero es la base de la vida. Si perdemos el trabajo, pero mantenemos la familia, ella será de apoyo y sostén hasta que venga otro trabajo. Pero si perdemos la familia, todo se irá por la borda. Y si en medio de todo, Dios no es el centro, entonces; en vano trabajan los que edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia ((Salmos 127:1)

Haga todo excelentemente para Dios, y Dios le bendecirá excelentemente en todo.

El tiempo es de Dios, no es suyo, si Él se lo proporciona, aprovéchelo, y si la carne se niega a hacer la voluntad de Dios, arrástrale, que ella no se manda.

El lunes ya ha pasado, pero no me dejaré guiar por encuestas, confiaré en Dios, sólo en Él seré la persona más productiva de la tierra ¿Y usted?

                                                           Por Alexei Rico Dan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*