CHARLIE ROSE Y LA EPIDEMIA DE INMORALIDAD SEXUAL

CHARLIE ROSE Y LA EPIDEMIA DE INMORALIDAD SEXUAL

¿Quién somos nosotros los hombres para valorar a nuestras hermanas menos de lo que las valora nuestro Padre?

Éste es un momento que exige una valoración franca y honrada dónde nos pronunciamos  y más generalmente por la seguridad de la mujer. Permítame ser clara: No hay ninguna excusa para esta supuesta conducta. Es sistemática y penetrante.” 

Con estas palabras, Norah O’Donnell informó el martes por la mañana que Charlie Rose, su colega en el programa CBS This Morning, había sido suspendido después de que ocho mujeres lo acusaron de mala conducta sexual. La red despidió a Rose ayer por la tarde. PBS canceló su Show apresuradamente después de esto. 

Entretanto, el miembro de mayor tiempo de servicio en la Cámara de Representantes está enfrentando una investigación ética. 

John Conyers ha estado representando el decimotercer distrito del congreso de Michigan en Washington desde 1965. Ahora los informes alegan que él pagó más de $27,000 para aquietar una queja de una mujer que exigió haber sido despedida de su personal porque rechazó sus insinuaciones sexuales. 

Otros miembros del personal declararon que daban testimonio de que Conyers impropiamente tocaba a miembros del personal femenino y pedía favores sexuales. El diputado ha negado los cargos: ” Negué las alegaciones hechas contra mí expresamente y vehementemente, y continúo haciéndolo.” 

Esto después de que al Senador Al Franken fue acusado de conducta impropia por una segunda mujer. También, el candidato al Senado Roy Moore continúa negando numerosas alegaciones de mala conducta sexual. 

Esta mañana El New York Times reporta que el co-fundador de Pixar. John Lasseter tomará un “sabático de seis meses” después de “deslices” no especificados que hicieron a algunos empleados sentirse “irrespetados o incómodos.” En las recientes semanas más de treinta hombres han sido acusados de inmoralidad sexual. 

Según una nueva encuesta, un tercio de las mujeres dicen haber sido  atormentadas sexualmente o que han sido abusadas en el trabajo.

¿Qué se requerirá para que tal conducta horrenda se detenga?

¿Cómo llegamos aquí? 

Nuestra cultura postmoderna ha decidido que “toda la verdad es personal y subjetiva” (excepto el planteamiento de que “la verdad es personal y subjetiva,” claro). En una sociedad que niega el significado objetivo, las personas no pueden poseer un objetivo o valor en sí mismos. Su valor es entonces determinado por su utilidad a otros.

Este punto de vista es conocido como “instrumentalismo” –una  teoría u objeto es estimado según su uso. Se aplica a bebés nonatos que son acariciados o rechazados por sus padres según los mismos padres decidan. Se refleja en el debate de la eutanasia de nuestro día –si la vida no tiene valor intrínseco, puede ser finalizada cuando quiera que el individuo u otros lo decidan.

Si no hay valores objetivos, no se valorarán las mujeres objetivamente. 

Como resultado, se usan las mujeres para vender productos que van desde la crema de afeitar a los automóviles. Y ellas son explotadas en la epidemia de la pornografía por la cual Hugh Hefner (fundador de Playboy y defensor de la pornografía)  fue loado en su muerte. 

Si las mujeres exigen que hayan estado sujetas a conductas impropias, a menudo han recibido tratamientos injustos como el “llevar a la víctima a un juicio.” Si su historia aparece en la prensa liberal, los conservadores la rechazan; si aparece en la prensa conservadora, los liberales la rechazan. 

¿Cómo ve Dios a las mujeres?

El Señor creó la humanidad ” Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. ” (Génesis 1:27). Desde el principio, las mujeres eran así tan reflexivas de la imagen divina como los hombres, así también valoradas por su Padre. 

Mujeres como Débora y Jael fueron guerreras bíblicas. Mirian, Débora, Hulda, Noadías, Ana, y las hijas de Felipe fueron profetisas. Una mujer nombrada Junia fue un líder tan importante en la iglesia que llegó a ser ” los cuales son muy estimados entre los apóstoles, ” (Romanos 16:7). Lidia fue el primer convertido en Asia. María Magdalena fue el primer testigo del Cristo resucitado. 

Claramente, Dios ve a las mujeres como iguales a los hombres y valiosas, por las cuales Cristo también murió. Los hombres y las mujeres son una familia en Cristo (Gálatas 3:28). ¿Quién somos nosotros los hombres para valorar a nuestras hermanas menos de lo que las valora nuestro Padre? 

Conclusión. 

Cerremos con dos imperativos durante esta hora urgente.   

Uno: Seamos lo que deseamos que otros sean. La pureza sexual no es negociable para un seguidor de Jesús (Mat 5:27-30). Busca la santidad en tu corazón y consistencia en tu testimonio.

            Por. JIM DENISOM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*